Los hoteles han introducido nuevas formas de ahorrar luz y gas

Los hoteles han introducido nuevas formas de ahorrar luz y gas

En la industria hotelera y de turismo el gasóleo o propano han superado el uso del gas natural, aunque este último tiene una serie de particularidades que benefician de mejor forma a estos sectores, ya que puede aportar una reducción significativa de los costes energéticos importantes. El Instituto Tecnológico Hotelero o ITH se plantea realizar una subasta de gas natural al llegar el verano para dar a conocer todas sus ventajas y que estos sectores consigan los mejores precios para su implementación.

Hace un tiempo se llevo a cabo la subasta para compra de energía eléctrica propuesta por el ITH, donde se consiguieron distintos precios para las diferentes tarifas eléctricas. Esta iniciativa tuvo como objetivo principal, ofrecer un precio adecuado para los hoteles, y conseguir un mayor interés con respecto a la energía. De la misma forma, los hoteles que necesiten revisar sus contratos energéticos y que conozcan estas alternativas, podrán tener a su disposición el precio indexado en el mercado.

Gracias a esta iniciativa, muchos hoteles han podido notar todas las oportunidades que existen para la reducción de costos energéticos, no solo eléctricos sino también en gasóleo o en gas natural. Por ello y con la intención de ofrecer nuevas oportunidades de ahorro para los hoteles en cuanto a la compra de gas natural, el ITH va a lanzar un nuevo grupo de compra relacionado solamente con el gas natural. El gas natural es la fuente de energía más eficiente que pueden tener los hoteles, según estudios realizados por el ITH.

La limpieza, calefacción y la cocina son de los principales ámbitos donde el uso del gas natural puede hacer una diferencia en comparación con otros combustibles. En los hoteles, la energía suele representar entre 5 y 8% de los gastos de los mismos, y según un informe de Gas Natural, se puede obtener un ahorro de 26,4% ya que este es un combustible más limpio, eficiente y barato. Es un suministro más cómodo, con menos emisiones y con la posibilidad de operar en baja potencia, además tiene más  rapidez a la hora de ponerse en marcha, así como tiene sistemas de regulación y control más fáciles de instalar. Estas son algunas de las ventajas que tiene el gas natural en el sector hotelero, aunque según algunas personas su uso no está extendido.

Si un hotel no se encuentra en una zona donde no llega el gas natural, es muy posible que no se emplee. Además, el uso de otros combustibles supone una inversión para los establecimientos en lo que se refiere a la adaptación de los equipamientos a la nueva fuente de energía. El lavado, secado y planchado de la ropa es una de las actividades donde se puede suponer más ahorro en los hoteles, llegando a ser de 60 o 70%. Por otro lado, la calefacción y el agua caliente resultan más económicas y eficientes al utilizarse con gas natural. También se puede sumar a ello la climatización de piscinas, baños de vapor y zonas termales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *