Insolación en el verano, cómo prevenirlo

El verano siempre va a ser una de las estaciones más esperadas del año, de solo saber que se acerca pensamos en el calor, el sol, la playa, el aire libre. Mas nunca se nos pasa en ese mismo pensamiento las insolaciones. Ese gran incremento de las temperaturas y las ganas que se nos vienen de estar fuera siempre, son las que aumentan ese peligro de sufrir en alguna oportunidad dicha afección o quizás un golpe de calor.

En oportunidades es porque no tenemos idea de cómo nos puede ocurrir, y la forma más correcta de prevenir este problema antes de que se convierta en algo más grave si no es atendido de la forma más adecuada. Se sabe que las consecuencias de una insolación o de un golpe de calor podrían resultar muy letales y según Pedro Luis Cobiella, director de hospiten , son muchos los casos de insolación que ingresan a el hospital en época de verano.

Si tu cuerpo se calienta demás, podría ocurrir lo siguiente:

La adaptación natural de nuestro cuerpo nos permite tener una temperatura corporal entre los 34ºC, que vendria a ser el umbral de la hipotermia, y los 39, que contrariamente sería el umbral de la hipertermia. Si el cuerpo llegase a encontrarse fuera de los dos rangos, comienza a sufrir problemas serios de temperatura, como por ejemplo el golpe de calor o la insolación, considerando que no se trata de lo mismo, aunque se encuentran relacionados.

Prevenir la insolación

Lo primero que debemos hacer es escoger para salir a pasear o hacer deporte, esas horas donde hace menos calor. Debemos hidratarnos lo más posible ya que esto resulta esencial, pero además hay que usar ropa que sea adecuada para esta época del año, es decir, fresca, pero que logre cubrir gran parte de la piel.

Del mismo modo, debemos evitar esas horas de máxima intensidad de sol, como por ejemplo el medio día, sobre todo cuando se encuentra más fuerte el verano, y ello se debe no solo al calor, sino a la radiación. Se sabe que los lapsos de tiempo entre las 11 y las 18 horas, el sol presenta su máxima incidencia ya que sus rayos son perpendiculares.

¿Cuál debe ser el factor de protector solar que se debe usar?

Llevar crema protectora en nuestra piel es de gran importancia ya que nos ayuda a evitar los problemas con la piel, pero esto no resulta suficiente cuando se desea evitar una insolación. Del mismo modo, estar a la sombra no siempre será suficiente, ya que la radiación rebota en el ambiente, por lo que se pueden continuar produciendo sus efectos. Nuevamente, resulta primordial hidratarnos ya que sin agua suficiente nuestro cuerpo no podemos sudar, siendo este el mecanismo más importante de enfriamiento con el que cuenta nuestro cuerpo.

Un golpe de calor puede ser prevenido bajando la temperatura que recibe nuestro cuerpo, cosa que se asocia directamente con una insolación. Para ello es recomendable sumergirnos en una fuente de agua como la playa, piscina o río, por ejemplo, pero teniendo cuidado para evitar una hidrocución. Finalmente, no se debe olvidar que, no notemos el calor, dentro del agua los rayos del sol continúan haciendo su efecto, por lo que podremos seguir en peligro de sufrir daños debido a la radiación solar.