El turismo de salud, una excelente opción

El día a día en nuestros trabajos, la casa, los niños nuestras el presupuesto, dolencias como la artrosis, fibromialgia, cansancio crónico, el estrés, nos llevan a detenernos un momento y desear tener un espacio de tranquilidad, donde el cuerpo se sienta relajado de tales tensiones y nuestra mente se despeje.

En ello el turismo y la salud siempre se han presentado como conceptos bastante afines, bien sea en conjunto, o bien cada uno en su ámbito, lo que si no puede desligarse de ambos es que cuentan con una elevada incidencia en la economía de los países y además forman parte importante de las políticas sociales, debido a que la salud desde siempre ha sido un recurso con el que se logra incentivar el crecimiento económico, y de esta manera alcanzar un desarrollo.

Para el crecimiento y supervivencia económica de América Latina, el sector turismo ha pasado a tomar gran relevancia, y ello se debe a que en un número significativo de países del continente conocen de primera mano el inmenso potencial que el turismo brinda a sus economías. 

La salud y el turismo 

Cuando las personas planean un viaje, generalmente no lo hacen por salud, sino por descanso, recreación, para pasarla bien, conocer otros lugares, o bien otros intereses como culturales, de trabajo, o deporte. Pero la salud se presenta como un factor que generalmente pasa desapercibido en estas situaciones aun cuando es parte esencial tanto para quien recibe al turista, como para quien viaja a otro destino. Cuando se es un destino turístico, existen ciertos factores que hay que tomar en consideración en lo referente a problemas de salud, y ellos son la ubicación geográfica, el medio ambiente que los rodea, la dinámica social que circunda el ambiente, el destino de los residuos, entre otros.

Turismo de salud 

Este tipo de turismo en la actualidad, se presenta como uno de los más importantes debido a que, sólo se trata de establecimientos donde se ofrecen terapias con agua, sino que además cuentan con un concepto más amplio en el que se han incluido diversas técnicas como los masajes, la meditación, la aromaterapia, yoga, reiki y entre otros, pues el fin último de esta actividad es de alguna manera combatir los males que se presentan como típicos de los tiempos que transcurren, entre ellos el estrés, la depresión y la ansiedad. Pero también se busca el rejuvenecimiento, bajar de peso, o quizás lograr un mejor estado espiritual.

Si se mira de manera objetiva, el turismo de salud puede pasar a ser el turismo del futuro, pues su enfoque resolución de problemas que son generados por la vida cotidiana como estrés, neurosis, obesidad, y lo mejor es que ello se realiza en lugares que son agradables y se encuentran especialmente diseñados para ello. En medio de tal dinámica, resulta relevante explorar dicho tema, si bien este se trata de un Turismo de Salud que debe tomar en consideración dos ejes principales como lo son La salud del turista, pero también el turismo por razones de salud.